Ningún sueño por perdido

Entrevistamos hoy a Marta Rodrigo, periodista que se ha dedicado en cuerpo y alma (sin exagerar) al sector de la carretera. Es Subdirectora General de Relaciones Institucionales de la Asociación Española de la Carretera, donde forma parte de un equipo joven, dinámico y muy vocacional, en el que la Comunicación es una herramienta prioritaria. Dedica tiempo a la lectura, el deporte (de gimnasio, admite) y a sus hijos. Le encanta el teatro y la buena compañía.

marta rodrigo

 ¿Cuál es tu sueño perdido? ¿Por qué lo diste por perdido?

Por el momento, no he dado ningún sueño por perdido. No me rindo. Confío en que, en algún momento de mi vida, conseguiré cumplir todos y cada uno de mis sueños. No descarto ninguno: aprender a tocar la guitarra, llegar a ser bailarina profesional, estudiar Derecho, escribir una novela de éxito… No pido mucho, ¿verdad?

¿Cuándo sientes que el tiempo desaparece? ¿Haciendo qué?

Cuando veo sonreír a mis hijos, con un buen libro entre las manos, viendo una puesta de sol junto a mi pareja en una playa de arena blanca…

¿Qué ingredientes necesitas para crear nuevas ideas?

Entusiasmo, ganas de aprender, interés, motivación, definición clara de objetivos y, sobre todo, sorpresa, descubrimiento de lo novedoso. Este cóctel es fantástico para desarrollar nuevas ideas y para que éstas lleguen a funcionar.

¿Cuál ha sido el cambio más grande que has hecho en tu vida?

El nacimiento de mi primer hijo. Y la llegada del segundo. Mis hijos cambiaron por completo no solo mi vida, sino mi concepción acerca de cómo vivirla.

¿Cuál ha sido tu gran metida de pata? ¿Qué has aprendido de ella?

He metido la pata infinidad de veces y siempre he tratado de centrarme en lo positivo de esos errores, es decir, en evitar volver a cometerlos. Pero el ser humano es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, y yo soy un ejemplo de ello. Mi lema es, cuando me equivoco, rectificar, aun siendo reincidente. Nada de escurrir el bulto o mirar para otro lado. Esto nunca funciona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *