Inversión en posicionamiento

¿Cuántas veces hemos oído la frase “pan para hoy, hambre para mañana”? Imposible contarlas, ¿no? Y sin embargo, en la actualidad, debería usarse más “hambre para hoy, pan para mañana”, ¿no te parece? Y es que aunque no sepamos si  esta afirmación es correcta o no, sabemos que usar, ¡se usa!

Porque en épocas de crisis, hay que invertir. Nadie lo discute. Parece que no queda otra. Todo el mundo presenta propuestas a rabiar, va a reuniones cada dos por tres, acepta trabajo por debajo de sus honorarios, echa un cable a quién se lo pide. ¿Y por qué? Porque, tal vez, quizás, quién sabe… ¡mañana haya un premio por hacerlo! ¿No? Eso del premio… Seguro, lo que se dice seguro, no es. Acaso, ¿quién sabe qué vendrá en el futuro?

Y es cierto: es complicado saber qué ocurrirá mañana. Pero, si estás en una de esas fases en la que todo lo que te llegan son propuestas “simbólicas” que suponen mucho trabajo y poco ingreso, te recomendamos que ajustes tus preguntas y pases del “¿pan para mañana?” a “¿posicionamiento para hoy?”. Porque es difícil saber qué va a generar nuevos proyectos pero es fácil saber qué mejora nuestra imagen de marca hoy. Para eso no hay que esperar ni hacer apuestas. Y mejorar nuestra imagen de marca hoy sí puede ser pan para mañana.

tiempo-vuela

 

 

Trabajar con cierta gente, en ciertos ámbitos, en ciertos proyectos… ¡nos hace mejores! (Si elegimos bien, claro está) Y no solo nos hace ser mejores sino que también nos hace parecer mejores. Y esto es vital. En el siglo XXI, parecer es tan importante ser como parecer. Hoy sigue siendo válido el clásico “dime con quién andas y te diré quién eres”. Sigue siendo válido e importante.

Entonces, la próxima vez que alguien te pida una mano, reflexiona: hambre para hoy sí, pero ¿posicionamiento para hoy? ¿pan para mañana? Las respuestas que obtengas, te permitirán decidir cómo invertir (bien) tu tiempo y tus energías. Eso sí. Si te das cuenta, esto implica que previamente deberás saber cómo quieres que tú o tu marca sean conocidos. Solo así, te asegurarás de no ir regalando tu tiempo por ahí ni de ser un pato mareado…

Y es que en épocas de crisis hay que invertir, si. Invertir en algo que valga la pena, a futuro; de acuerdo a tus sueños y a tus proyectos. Así que no tengas miedo. Invierte, sí. Invierte en tu  posicionamiento de marca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *