Puntadas con mucho hilo

Cuando un emprendedor entra en Social Cooking, precisamos unos pocos minutos para «olerlo». Y es que cada persona destila su propio perfume emprendedor. El día que Giuliana Bustillo puso un pie en nuestra oficina, su aroma invadió todo los espacios y, de hecho, antes de marcharse, le pedimos un autógrafo. No había dudas, esa chica triunfaría. Un año después, y aunque todavía nos debe su firma en una servilleta, la creadora de Modas Giulietta nos regala esta entrevista. No te pierdas los pasos que va haciendo esta hormiguita trabajadora… ¡que tiene la fuerza de una leona!

giuliana bustillo

 

¿Qué crees que hace falta para cambiar el mundo

¡Querer de verdad cambiarlo! Nos gusta quejarnos. Nos quejamos de las desigualdades que existen, del cambio climático, de como nos manipulan gobiernos, empresas, en el trabajo… Etc. Pero muy pocos son los que trabajan por el cambio o se atreven a hacen algo, ya sea por pereza o porque nos creemos que nuestra pequeña aportación no se va a notar o no va a valer nada. Somos incapaces de pensar en global. Un día vi en un documental unas abejas que cuando un avispón entraba en su colmena para atacarlas, las primeras que lo veían, comenzaban a aletear las alas a toda prisa. Las que lo oían, hacían lo mismo, sin saber exactamente el porqué se hacía, ya que ellas aun no habían visto al intruso, y así hasta que toda la colmena con su aleteo aumentaban la temperatura del panal matando al intruso de calor.  La mayoría de esas abejas hacían lo que sabían correcto sin saber el porqué se estaba haciendo, aportando su pequeño trabajo. Para mí, eso es visión de grupo. Si cada uno de nosotros fuésemos capaces de hacer «lo correcto» sin pensar en si los demás lo hacen o no y aportando lo poco que podamos, el cambio sería posible.

¿Cuál es tu receta para relajarte?

La música. Me encanta tener música a mi alrededor constantemente. Tengo gran variedad de gustos musicales, heavy, rock, salsa, clásica, pop… Etc. Eso sí, ha de ser con muuucho ritmo, energía y a todo volumen. Me ayuda en todo. Para pillar energías a la hora de levantarme, para despejar mi cabeza, para animarme a realizar cualquier cosa, para quitarme tristezas y aunque parezca raro también para relajarme. Sin embargo, todo lo que sean baladas, chill out y tonos suaves… me desesperan y aburren. Seré así de rara, jajaja.

¿Cuál es tu gran (y adorable) defecto?

Defectos tengo muchos, pero igual, el que más he notado desde que trabajo para mí y que, aunque ya lo tenía, no era tan consciente, es el que soy muy muy muy perfeccionista en lo que hago. He podido desmontar una costura hasta 6 veces porque la veía decente, pero no perfecta. Tengo todo mi material clasificado y bien colocado en el almacén y lo reordeno constantemente dependiendo de los tamaños o colores. Algo que he aprendido trabajando en las multinacionales. En la atención que doy a mis clientas, es igual. Las trato como a mí me gustaría que me tratasen. No solo les paso las prendas que quieran probarse o hacerse, les doy consejos de mantenimiento, cómo combinarlo con lo que tengan en casa, y les aporto ideas por si quieren transformarlo. Y lo más importante, soy muy sincera con ellas. Si algo no les queda bien, lo digo sin problemas. Puede que entonces pierda la venta pero vuelven porque saben que no intento lograr una venta sea como sea.

10696365_608756655912678_5504434138574801364_n

¿Qué ingredientes necesitas para crear nuevas ideas?

Me encantaría poder decir algo bonito como creatividad, iniciativa o algo profundo. Pero el ingrediente que más me falta es por desgracia, el dinero. Es muy muy difícil iniciar algo sin dinero. No imposible, ya que no olvidemos que yo he conseguido levantar el mío con un costo inicial de 194€ hace 2 años. Pero sí es muy difícil. No tengo problemas a la hora de crear un diseño, me vienen mil creaciones a la cabeza, tengo muchas ganas de seguir con esto, seguir aprendiendo y una meta muy muy alta, que hace que de el 200 por cien todos los días. Pero avanzar es complicado cuando aunque lo tengas todo si has de pagar mil cosas en cuanto te haces autónomo. Las ayudas son mínimas por no decir inexistentes y hacen que el crecimiento sea lento.

¿Qué es lo primero que escuchas por la mañana?

Pues el despertador, jajaja. Que es la banda sonora de El último Mohicano o Superman. Las voy variando. No sé porqué, pero el oírlas me aportan fuerza y me despiertan en tiempo récord. ¡No me canso de oírlas!

One Comment

  1. eres grande mi niña ya d x si eres una gran persona y como diseñadora lo mas …
    t conosi ase muxos años.. n tu tienda y s verdad q tratas cn muxo cariño a tus clientas… t mereces sto y mas…q tngas un camino fructifero n tu nueva carrera cm diseñadora … un bs y enhorabuena yiuli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *