Conseguiremos desliar el «borruño»

Y ya van quedando pocas pantuflas antes del receso. Hoy tenemos el gusto de entrevistar a David Molina López: padre y compañero, bicho raro, ingeniero que no ejerce, generalista (sabe nada de absolutamente todo), fotógrafo aficionado, montañero desmontañado, irónico cuando puede y le dejan. Socio cofundador de Deán Consulting. Quien quiera saber más de él, puede buscarlo en Google (¡Ojo! Gente que se llama igual que él hay un puñado, ¡fijarse en la foto!).

David Molina

¿Cómo te gustaría que te definieran en una línea el día de antes de jubilarte?

Como el jubilado más joven, en plenas condiciones físicas y mentales, de la historia.

¿Cuál es tu sueño perdido? ¿Por qué lo diste por perdido?

Pues no tengo ningún sueño perdido. Igual porque pienso que todavía tengo tiempo de cumplirlos todos. Dentro de 20 años ya te diré. Pero por poner algún sueño, viajar mucho más. Otro, poder vivir sin atropellos, disfrutando de momentos cotidianos con familia y amigos. Ahí estamos, empeñados en no darlos por perdidos.

¿Cuándo sientes que el tiempo desaparece? ¿Haciendo qué?

Leyendo, programando, editando fotos, jugando con mis niñas, escribiendo y pensando en cualquier tipo de nuevo proyecto. Descansando y tomando una cerveza con amigos el tiempo también desaparece a la velocidad del rayo. ¡Y sobre todo si te están esperando en casa!

¿Cuál es el «fantasma» que te acompaña cuando vas a empezar un proyecto nuevo?

No es un fantasma, es un amigo que desaparece con el tiempo. Suele ser un embrollo inicial de ideas, que paulatinamente se va desenmarañando hasta encontrar el foco, la orientación correcta. Aunque venía conmigo de serie, no fui consciente de que lo llevaba hasta que leí el libro de Alex Osterwalder “Generación de modelos de negocio”. El concepto nos pareció tan apropiado que junto a unas compañeras de trabajo le pusimos nombre: “Borruño”. La verdad es que debo ser muy optimista porque cuando me enfrento a nuevos retos siempre pienso que saldrán adelante, y que conseguiremos desliar el “borruño”.

¿Qué ingredientes necesitas para crear nuevas ideas?

Tiempo y espacio para pensar profundamente, vamos, que puedas abandonarte a los pensamientos. Aunque a veces me pasa esperando que el semáforo se ponga verde ;). Me pitan, claro. Y siempre, lápiz y papel para dibujar, cualquier programa de mapas mentales, un buscador de internet y gente con la que compartir.

¿Cuál ha sido el cambio más grande que has hecho en tu vida?

Sin duda la paternidad. No hay nada comparable a eso. Pasas a tener otra vida. Cambian tus valores, y cuestiones a las que antes dabas importancia dejan de interesarte, o te parecen irrelevantes frente a otras nuevas.

¿Cuál ha sido tu gran metida de pata? ¿Qué has aprendido de ella?

Pensar que soy invencible o que el tiempo es infinito. La realidad es que no puedes con todo y que cualquier cosa, para hacerla bien, requiere su tiempo. Esta es una metida de pata recurrente, de la que parece que por ahora no he conseguido aprender mucho.

Pero vamos, hay que meter la pata porque forma parte del aprendizaje. Si lees algo está bien, pero si metes la pata en eso mismo, el recuerdo es indeleble. Con tal no te mates, meter la pata es sano.

Si te dijeran que el mundo se acaba, ¿cuáles serían las 5 cosas que no dejarías de hacer?

1º Ver el especial de la CNN “El mundo se acaba, acábelo con nosotros.”

2º Jugar con mis chiquillas al apocalipsis saltando en la cama.

3º Hacer el amor, con el permiso de mi señora, y si puede ser con ella.

4º Echar una partida al Quake Arena en modo Deathmatch con mi amigo Pablo.

5º Irme a dormir. Si me dicen que el mundo se acaba pensaré que efectivamente algún día lo hará pero que las probabilidades de que me toque a mí son muy pocas. ¡Raciocinio al poder! Y si realmente se acaba, ¡joder, menuda experiencia para contar a los nietos!

Un libro que no puede faltar en la biblioteca de todo profesional

Si tiene que ser para cualquier profesional, uno de amplio espectro, como los antibióticos. Recomiendo Thinkertoys de Michalko. Después de leerlo pensarás distinto.

Una canción que te motiva…

Bufff, hay un montón. Depende del momento, claro. Ahora mismo, “Golden Brown” de los Stranglers.

Mi lema es…

Últimamente suelo repetir a menudo “nos gustan tus papeles”, jajaja. Claro, ahora me dedico a eso, a los papeles de otros.

¿A qué persona imprescindible de tu vida te gustaría decirle ahora «gracias»?

A familia y amigos que te dan una parte de su vida sin pedir nada a cambio, un motón de gente vamos. Pero como a la única a la que no puedo llamar por teléfono ni visitar para decírselo es a mi madre, especialmente a ella. Gracias mami, estés donde estés.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *