«Trato tanto como me es posible de no producir nuevas ideas»

Y esta mañana, disfruta de la chispa de Luis Arenas, profesor de Filosofía de la Universidad de Zaragoza.

Otro pantuflo que no tiene desperdicio…

careto

¿Cómo te gustaría que te definieran en una línea el día de antes de jubilarte?

“Le excusamos sus muchos déficits profesionales: al fin y al cabo, también tuvo la funesta manía de vivir…”

¿Cuál es tu sueño perdido? ¿Por qué lo diste por perdido?

Ser músico.  Lo di por perdido cuando me di cuenta de que nunca tendría talento suficiente para provocar a otros la intensidad de emociones que la música que escucho provoca en mí.

¿Cuándo sientes que el tiempo desaparece? ¿Haciendo qué?

Continuamente. Viviendo.

¿Cual es el «fantasma» que te acompaña cuando vas a empezar un proyecto nuevo?

¿Me aguantará el entusiasmo hasta el último instante?

¿Qué ingredientes necesitas para crear nuevas ideas?

En términos de ideas, como en tantos otros, me considero partidario de una “economía del decrecimiento”: trato tanto como me es posible de no producir nuevas ideas y sospecho infinitamente de los que lo hacen (por otra parte, ¿qué es una “nueva” idea en filosofía?). Prefiero reciclar de modo inteligente e inesperado las que hay.  Cada una de las palabras de un poema como “De vita beata” existían ya antes de Gil de Biedma y, sin embargo, es su ensamblaje el que las convierte en algo único y memorable. Al menos en mi terreno, sospecho que tener nuevas ideas no siempre es lo mismo que tener ideas adecuadas. Y yo aspiro más bien a esto último.

¿Cuál ha sido el cambio más grande que has hecho en tu vida?

La apuesta que hice por una mujer.

¿Cuál ha sido tu gran metida de pata?

La apuesta que hice por una mujer (otra).

¿Qué has aprendido de ella?

En general, sé prudente con las apuestas.

Si te dijeran que el mundo se acaba, ¿cuáles serían las 5 cosas que no dejarías de hacer?

1. Reunir a mis amigos y cocinar para ellos (estarías incluida).

2. Reírnos hasta que nos dolieran las mandíbulas.

3. Agradecerles lo agradable que han hecho el viaje.

4. Retirarme con discreción a hacer el amor por última vez.

5. Buscar una buena tribuna para presenciar el Apocalipsis.

Un libro que no puede faltar en la biblioteca de todo profesional.

No hay ni un solo libro que no sea perfectamente prescindible. Esto es especialmente cierto, si te anuncian que el mundo se acaba.

Una canción que te motiva…

Time is on my side, de Irma Thomas, es una de las muchas que me pone las pilas.

Mi lema es…

Uno atribuido a Ingrid Berman: “La felicidad consiste en tener buena salud y mala memoria”.

¿A qué persona imprescindible de tu vida te gustaría decirle ahora «gracias»?

A mi madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *